“La pandemia del cáncer”.

Me ha preocupado la conversación que tuve con 3 alumnos de la universidad la semana pasada. Ellos, en diferentes ocasiones, se me acercaron para pedir consejo con respecto al hecho de que a sus respectivas madres se las había diagnosticado recientemente cáncer de mama.

Estamos frente a otra pandemia, la del cáncer y no es sólo una percepción personal sino que está demostrada con las estadísticas publicadas por la OMS. Esto toca las fibras más sensibles ya que las más afectadas son las madres de familia.

El problema no es solo el cáncer en sí, el problema es la manera en la que se está enfrentando. Si usted observa todos los anuncios sobre programas de lucha contra el cáncer de mama ponen mucha relevancia en la detección mediante mamografía, la cual diversas publicaciones serias han puesto en duda sobre su papel en la prevención, es más, han sido mencionadas como responsables del sobrediagnóstico y, como consecuencia, la sobre-exposición a fármacos de manera innecesaria (Twenty five year follow-up for breast cancer incidence and mortality of the Canadian National Breast Screening Study: randomised screening trial)

Hace tiempo se conocen las razones epigenéticas del cáncer, en resumen (ya que esto podría durar todo un curso) son las siguientes:

1. Se sabe que uno de los factores que intensifica el crecimiento de células tumorales es el consumo de azucares simples como glucosa y fructosa en exceso, es más, se sabe que la fructosa (presente en todas las bebidas de supermercados y gaseosas) es más agresiva para el organismo pero se utiliza indiscriminadamente por su mayor poder endulzante y ser más barata; Solución: Evitar radicalmente el consumo de dichas bebidas y disminuir el consumo de azúcar e incrementar el consumo de vegetales.

2. Las grasas trans se acumulan en el tejido adiposo y produce gran cantidad de lipoperoxidos y radicales libres (Meta-Analysis of Saturated Fatty Acid Intake and Breast Cancer Risk; Solución: evitar el consumo de frituras, refritos y productos procesados.

3. Conocemos a nivel molecular como la célula tumoral supervive en un medio anoxico y con un pH acido, en presencia de oxigeno disminuye su proliferación; Solución: Realizar deporte, al menos 3 veces a la semana, moderadamente intenso para mejorar la respiración y disminuir la grasa corporal, (Exercise and the Hallmarks of Cancer).

4. Conocemos a nivel molecular como las células tumorales proliferan cuando las células del sistema inmunológico están disminuídas (The immune system in cancer metastasis: friend or foe?). Hay evidencia de que el estado sicológico del paciente está muy relacionado con el sistema inmunológico; Solución: Enfrentar situaciones problemáticas desde un punto de vista beneficioso para nuestra salud, evitar las situaciones estresantes o de miedo constante ya que se incrementarán los niveles de cortisol y glutamato, moléculas implicadas en la inflamación crónica.

Hay varios factores más que podemos enumerar demostrando que el cáncer es un problema multidimensional es por ello que la forma de enfrentar esta y todas las enfermedades deberá ser de manera multidimesional y así es como debería enfatizarse a la población.

Estas medidas lograran en el futuro evitar el gasto innecesario en diversas patologías que nuestra propia sociedad de consumo está propagando. Dr. Conrad Ortiz.

 

Razones epigenéticas del cáncer

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Privacy Policy